• La mala educación de los turistas chinos


    A la entrada del museo del Louvre hay un cartel donde se advierte a los turistas de que está prohibido defecar en las salas. Sólo está escrito en un idioma: el chino. La nefasta reputación de los turistas chinos está empezando a preocupar a las propias autoridades del país, ya que no tienen inconveniente en dejar que sus hijos defequen en la piscina, suelen olvidar tirar de la cadena del retrete y tampoco se cortan si necesitan escupir en público, aunque estén esperando en el hall de un hotel de 5 estrellas. La celebrity tailandesa Duangjai Phichitamphon muestra su indignación al respecto.

    Leer en meneame.net | Noticia original

3 Comentarios

  1. Delapluma /  hace 1 año

    Habrá de todo, como en botica... digo yo. En las tiendas de chinos de mi barrio son de lo más educado, pero luego he visto a otros rascarse la garganta y echar el escupitajo en el vagón del metro, o estar esperando en la cola del banco y que llegase una y pretendiese que la atendiesen la primera, y cuando le dijeron que si no había visto la cola, contestar con toda su cachaza que sí, pero que ella "no quería esperar".

  2. sosiata /  hace 1 año

    A mi me mola la uña larga que se dejan en el meñique para raspar cera de la oreja y hacerse una tostada con un moco.

Ofertas

Loader noticialalminuto

Volver arriba

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola