• Brattahlíð, la granja de Erik el Rojo en Groenlandia


    Cuando los vikingos llegaron a Groenlandia en el año 985 se encontraron una tierra casi completamente cubierta por las nieves y el hielo. Salvo unos pocos claros de vegetación, principalmente en el extremo sur, donde levantaron sus asentamientos. Uno de ellos fue el valle de Qinngua, donde se halla el único bosque natural groenlandés, todos los demás (si es que existieron) fueron talados por los colonos para aprovechar la madera, y los que existen hoy fueron creados por el hombre en tiempos recientes.

    Leer en meneame.net | Noticia original

0 Comentarios

Ofertas

Loader noticialalminuto

Volver arriba

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola